lunes, 17 de enero de 2011

Hacia rutas salvajes - Jon Krakauer.




Título original: Into the wild.
Edición: 1998.
Año: Ediciones B.
Colección: Grandes Viajeros.


En abril de 1992, Chris McCandless, de 24 años, se internó solo y apenas equipado por tierras de Alaska. Soñaba con la vida en estado salvaje. "El núcleo esencial del alma humana es la pasión por la aventura", escribió. Cuatro meses más tarde, unos cazadores encontraron su cuerpo en un autobús abandonado. Todo indicaba que había muerto de inanición. Su historia, difundida por Jon Krakauer, suscitó una agitada polémica. Para unos era un intrépido idealista; para otros un ingenuo sin el menor conocimiento de la naturaleza. 
Krakauer decidió investigar las razones que podían haber impulsado a un joven recién graduado a cortar todos los lazos con su familia, para vagar durante dos años y perderse por fin en una región inhóspita. Los testimonios de los que se cruzaron con él y el diario hallado junto a su cadáver ayudaron a Krakauer a plasmas con fascinante detalle su historia y sus ideas en las páginas de este libro.


Como dije cuando subí el argumento del libro, es el primero del autor y además, también es la primer historia basada en hechos reales, que leo.
La historia de Chris McCandless ya la conocía gracias a la película que se basó en el libro y que vi el año pasado. 
Éste es un chico que a principios de los años 90 dejó su hogar, sus estudios, amigos y familiares para llevar una vida errante, yendo de un estado al otro haciendo autostop, y tratando de sobrevivir sin depender del dinero. Cuando las ansias de continuar viaje volvían, abandonaba todo una vez más y volvía a la carretera.
Sus ideales se inspiraban en las lecturas de Tolstoi y Thoreau, quienes proclamaban que la sabiduría y la felicidad se encontraban al estar en comunión con la naturaleza. Para ello era necesario prescindir de las comodidades de la tecnología y llevar una vida de ermitaño.
McCandless se puso como meta sobrevivir un tiempo en Alaska, y todos sus pasos lo condujeron hacia un lugar sobrecogedor, hermoso y salvaje, que terminó por convertirse en su tumba.
Krakauer avanza y retrocede en la historia de éste joven.
La idea de escribir el libro surgió después de la polémica y el interés que despertó su nota en la revista Outside, y Krakauer se dedicó a investigar más a fondo la vida breve de éste soñador. Su investigación lo llevó por varios estados, hacia muchas personas que conocieron al joven cuando se hacía llamar Alex McCandless, y que sintieron su muerte como amigos y hasta como la misma pérdida de un familiar.
El libro está relatado mediante los testimonios de estas personas, de la familia y los amigos de su antigua vida y se le suma las notas que se encontraron junto a su cadáver. Esto es debido a que, como el mismo Krakauer dice, no hay mucho que se pueda saber sobre McCandless, en su historia hay muchos huecos que solo pueden intentar llenarse mediante conjeturas.
La propia muerte de Chris es un misterio. Todo parece indicar que murió de hambre, después de muchos días de agonizar. Pero lo que se desconoce, es el verdadero motivo que lo llevó a un estado de debilidad tal que le impidió cazar o aventurarse por alimentos más allá del autobús donde se refugiaba.
No sólo ir conociendo la historia de Chris McCandless es sumamente interesante: los datos que agrega Krakauer enriquecen y dan mucho sentido a todo el libro. Por ejemplo, existe un capítulo llamado "Alaska" que reúne varias historias de otros viajeros ermitaños que murieron o simplemente desparecieron en ese inmenso estado blanco. Todas esas historias, pertenecen a diferentes épocas y son casi tan enigmáticas como la de Chris. El mismo Krakauer relata su experiencia en ese país, que lo enfrentó a la muerte cuando era más joven que McCandless.


Hace un año vi la película, dirigida por Sean Penn y protagonizada por Emile Hirsch. En su momento, la adoré, me parecieron muy buenas las actuaciones (escepto la de ya sabemos quien, que en el libro sobra de principio a fin), las tomas son geniales, y he podido apreciar que es muy fiel al libro y que además cuenta todo lo que se sabe de McCandless.
Pero ahora que he leído el libro, solo me queda decirles que es maravilloso. Jon Krakauer no solo nos presenta a un chico enigmático e idealista, además de una variedad colorida de personajes reales, también te traslada a esos magníficos paisajes que describe. Una que no ha salido de su país, siente que camina entre la nieve sintiendo como sus pies se unden, que baja la temperatura hasta menos 50º en una habitación como si estuviera en una noche en el invierno de Alaska, que corona la cima de una montaña y siente el aire helado golpeando su rostro y que el calor de la carretera llega a sofocarla.

"Hacia tierras salvajes" es un libro que vives desde la primer hoja hasta el sobrecogedor final.
Imperdible.




Sobre el autor:






Jon Krakaure nació el 12 de abril de 1954. Además de escritor y periodista, también es alpinista desde muy joven y gracias a las enseñanzas de su padre.

En 1974, Krakauer formó parte de un grupo de siete amigos que escalaron el Arrigetch Peaks del Brooks Range en Alaska y fue invitado por la American Alpine Journal para escribir acerca de sus experiencias. Aunque nunca lo esperó ni recibió ninguna paga, se mostró entusiasmado cuando el Journal publicó sus artículos. Un año después de graduarse de la universidad, escaló una nueva ruta en el Devil's Thumb en el Stikine Icecap en la región de Alaska, una experiencia que describió en sus libros Eiger Dreams e Into the Wild. En 1975, él y dos personas más hicieron el segundo ascenso del Moose's Tooth, un pico altamente peligroso en Alaska Range.

Entre sus logros más destacados en el ámbito del montañismo, se cuenta el haber escalado en 1992 la cara occidental del Cerro Torre, localizado en la Patagonia en la frontera de argentina y Chile, sobre la cordillera de los Andes, y considerado en ese entonces como una de las montañas más difíciles en el mundo.

En 1996 subió al Everest para hacer un reportaje por una revista.

Gran parte de la popularidad de Krakauer como escritor se debe a su actuación como periodista de la revista Outside. En noviembre de 1983, logró abandonar sus trabajos temporales como pescador y carpintero, para dedicarse a tiempo completo a la escritura. Sus publicaciones freelance mostraban una importante variedad; por citar un ejemplo, Krakauer escribía una columna mensual sobre fitness para la revista Playboy, y al mismo tiempo publicó numerosos artículos sobre montañismo en otros medios. Sus trabajos también aparecieron en elSmithsonian, National Geographic, Rolling Stone y Architectural Digest.






Hace dos años que camina por el mundo. Sin teléfono, sin piscina, sin mascotas, sin cigarrillos. La máxima libertad. Un extremista. Un viajero esteta cuyo hogar es la carretera. Escapó de Atlanta. Jamás regresará. La causa: "No hay nada como el Oeste." Y ahora, después de dos años de vagar por el mundo, emprende su última y mayor aventura. La batalla decisiva para destruir su falso Yo interior y culminar victoriosamente su revolución espiritual. Diez días y diez noches subiendo a trenes de carga y haciendo autostop lo han llevado al magnífico e indómito Norte. Huye del veneno de la civilización y camina solo a través del monte para perderse en una tierra salvaje.

Alexander Supertramp.
Mayo de 1992.

Inscripción hecha en un árbol por Chris McCandless cuando llegó a Alaska. El subrayado es suyo.

1 leyeron conmigo:

Celeste c dijo...

Hola! este libro lo pude conseguir hace poco luego de desearlo mucho. Me entere de la historia por la película y me impacto de tal manera y me llego al corazón que no dude en conseguir el libro aunque aun no lo he leído. Realmente ojala todos fuéramos como este chico y viviéramos la vida, no simplemente existiéramos. Es totalmente un modelo a seguir y esta mucho mas cuerdo que todos nosotros jejeje
Es una historia fascinantes, de vida con todas las letras... y espero disfrutar mucho el libro cuando lo lea :)