jueves, 11 de noviembre de 2010

Estoy leyendo... Desde mi cielo, de Alice Sebold.




Título original: The lovely Bones.
Año: 2003.
Editorial: Mondadori.
Traducción: Aurora Echevarría Pérez.





Cuando conocemos a Susie Salmon, sabemos que ya está en el cielo, en su nuevo hogar. Desde allí nos va a relatar, con la inconfundible voz de una adolescente de catorce años, una historia tan inquietante como alentadora: la de su propio asesinato a manos de un vecino y el proceso de recuperación por el que van a tener que pasar sus seres queridos.
Tras su muerte, Susie contempla cómo la vida continúa sin ella; sus compañeros de colegio rumorean sobre su desaparición, su familia mantiene la ilusión de encontrarla con vida y el asesino se esfuerza en borrar las huellas del crimen.
Los acontecimientos se suceden al tiempo que Susie se va adaptando a ese lugar llamado cielo, un refugio mágico donde encuentra consejeros que le ayudan a entender la muerte y amigos con los que convivir, un nuevo hogar donde halla todo lo que desea excepto lo más importante: reencontrarse con las personas a las que ama y viven en la Tierra.
Desde mi cielo es una historia asombrosa y de extraordinaria ternura que parte de una de las pruebas más dolorosas a las que, desgraciadamente, a veces tenemos que enfrentarnos: la pérdida de un ser querido. Pero es, también, un relato lleno de esperanza que nos habla del poder curativo del amor.



Un amigo mío venía recomendándome la película desde hace meses, pero no sabía que se trataba de la historia de Sebold hasta que conocí el blog de Ahriel Raven Grey y me encontré con su reseña y opiniones.
Tuve suerte de que aún quedara un ejemplar de la edición de Mondadori en la librería donde trabajo, no tardé ni cinco minutos en hacerme con él y hoy me dispongo... a sufrir como una condenada con esta historia.

2 leyeron conmigo:

Natalia dijo...

También.me.ha.recomendado.la.peli.
Pero.no.sabia.que.estaba.basada.en.un.libros.
A.ver.que.tal.cuenta.cuando.lo.termines.

Maga de Lioncourt dijo...

Te diré que voy 100 páginas y me encanta!! Y adonde voy llevo pañuelos, porque es tremendo :'(