jueves, 28 de julio de 2011

Saga Espías de la Corona, de Julie Garwood.

Ésta vez les traigo una reseña de la serie Espías de la Corona, compuesta por cuatro novelas de romance histórico escritas a finales de los ochenta y principios de los noventa por la que hoy en día es una de mis autoras favoritas del género.
Les dejo las sinopsis y fichas técnicas de cada una de las novelas y mi opinión general hacia el final.

Título original: The Lion's Lady.
Año: 1988; en español, 2005.
Editorial: Cisne.
Serie: Espías de la Corona Nº1.



Christina Bennett enseguida conquistó a la mejor sociedad londinense. Sin embargo, guardaba afanosamente el secreto de su misterioso pasado hasta la noche en que Lyon, marqués de Lyonwood, le robó un sensual beso. El arrogante aristócrata con pasiones de pirata saboreó el fuego agazapado bajo el frío encanto de Christina y juró poseerla algún día.Pero la desafiante Christina no iba a ser conquistada fácilmente. Celosa de sus afectos y de su fortuna, se resistía a las sensuales caricias de Lyon. No se atrevía a sucumbir a su amor, porque entonces debería descubrir también su precioso secreto y renunciar a su destino.


Título original: Guardian Angel.
Año: 1990; en español, 2004.
Editorial: Cisne.
Serie: Espías de la Corona Nº2.


Quedaron atrapados en una telaraña de amor y frenesí.
El pirata Pagan, un ser infame y capaz de las más grandes atrocidades, es al mismo tiempo un ídolo para los pobres, con quienes comparte los tesoros que roba a los ricos. El marqués de Cainewood promete vengar a su hermano, muerto a manos del malvado pirata.Con el fin de introducirse en ese mundo marginal y trabar relación con el asesino, comienza a frecuentar las tabernas preferidas por los de su calaña. En uno de esos antros conoce a Jade, una belleza de rizada cabellera rojiza y ojos verdes que, acosada por unos asesinos, recurre a él confundiéndolo con Pagan. A partir de entonces se creará entre ambos una relación extraña, y el marqués sucumbirá a los encantos de la alocada joven, hundiéndose en un abismo de pasiones y ardiente desenfreno.



Título original: The gift.
Año: 1991.
Editorial: Cisne (también Vergara la editó en 1994).
Serie: Espías de la Corona Nº3.


Sara Winchester espera que su marido Nathan, marqués de St. James, regrese por fin para reclamarla. Deliciosamente ingenua, Sara ignora las pasadas hazañas del marqués como el renombrado pirata Pagan. Ha llegado el momento tan ansiado durante tantos años: el hombre que está ante ella es perturbador, arrogante y apuesto, un caballero cuyo tierno tacto le hace conocer los placeres del amor. Y Nathan, que nunca había desnudado su alma ante ninguna mujer, muy pronto se siente completamente hechizado por los modales dulces y desafiantes de Sara. A bordo del barco de su marido, ella se muestra audaz y decidida a conquistar su corazón... Pero, de vuelta en Inglaterra, un peligroso complot intentará separarles y será entonces, mientras su futuro está en la cuerda floja, cuando descubrirán para siempre el auténtico sentido de su pasión.


Título original: Castles.
Año: 1993.
Editorial: Cisne (editado también por Vergara en 1994).
Serie: Espías de la Corona Nº4.

Apremiado por el temor a que el general Iván la fuerce a una boda por motivos políticos, el duque de Williamshire, que desde la muerte trágica de sus padres es su tutor, reclama a Londres a la joven princesa Alessandra. Acompañada por Colin, el hijo menor del duque, Alessandra será la encargada de abrir y preparar la mansión londinense para la temporada de invierno. La bella y atrevida muchacha de cabellos oscuros no tarda en cautivar a toda la alta sociedad, pero un intento de secuestro que Colin conseguirá evitar le lleva a tomar una decisión drástica para proteger a la princesa: se casará con ella, aunque nunca la tocará. Pero el primer y tierno beso de la princesa y sus caricias vacilantes encenderán en su alma un fuego salvaje, de tal manera que Colin será capaz de arriesgar su propia vida antes que perder a ese dulce y tempestuoso ángel.


Julie Garwood es una de mis escritoras de novela romántica favoritas, una de las que más disfruto dentro de la novela histórica, además. Y esto se debe a que, como muy pocas, ella sabe crear una historia sencilla y hacer que te sumerjas en ella de modo muy convincente. 
Conjuga muy bien el humor, el romance y la historia, si bien ya sabemos que en las novelas románticas esto último es más bien un cuadro general.
Las historias que componen ésta saga se pueden leer de modo independiente. Algunos de los personajes aparecen desde el primer libro, donde ya conocemos, al menos de nombre, a los cuatro hombres cuyas historias de amor se van desarrollando una a una, y cuyos lazos de amistad se refuerzan libro a libro.
Los personajes de Garwood son bastante diferentes a los que conocemos: aquí no hay caracteres sombríos ni ingenuidades que rozan la estupidez. Todos ellos tienen caracteres fuertes, definidos, y es tan divertido leer las situaciones que se dan cuando están juntos en pareja, como cuando nos relata una conversación entre caballeros o entre damas conspiradoras. 
Me gusta que los protagonistas masculinos no estén completamente negados a la posibilidad de enamorarse, como a veces pasa en otras historias porque hayan tenido una mala experiencia. Al contrario, a veces son los primeros en aceptar sus sentimientos y en buscar el modo de conquistar a la mujer que aman. 
Las mujeres no son florecitas ingenuas e inútiles, sino mujeres de armas tomar, como suele decirse. Ellas saben lo que quieren y harán lo que sea por conseguirlo.


El resultado de todo esto es el de cuatro libros sumamente disfrutables y que seguro harán las delicias de todas aquellas románticas incurables. Eso sí, confieso que "Castillos" me resultó el más lento de los cuatro, con un poco más de introspección por parte de los protagonistas y no tanta emoción o aventura.


Romance, aventuras y risas. ¿Qué más se necesita para disfrutar de una historia? En el caso de Julie Garwood estas tres cosas las encontrarás seguro, y son sinónimo de éxito indiscutible.

Otras portadas de viejas y nuevas ediciones:




Sobre la autora:


Julie nació y creció en Kansas (Missouri), en el seno de una gran familia (la sexta de siete hermanos) descendientes de irlandeses.

Su pasión por la lectura le viene desde muy niña, cuando su padre, quien poseía una gran imaginación, siempre les narraba cuentos a sus hermanos y a ella antes de irse a dormir. Esos cuentos que siempre tenían finales felices dejaron mucha huella en Julie.

Con doce años, uno de sus más queridos profesores le dio la idea de escribir sus pensamientos en un pequeño diario, y decidió comprarse un diario donde escribir todo lo que le sucedía durante el día. Pero al comenzar la escuela superior lo dejó aparcado.

La entrada definitiva de Julie Garwood en el mundo literario se produjo cuando el último de sus tres hijos ingresó en la escuela primaria. A partir de ese momento pudo dedicarse a su pasión por la literatura, escribiendo dos libros para adolescentes bajo el pseudónimo de Emily Chase. Posteriormente se adentró en el mundo de las novelas histórico-románticas. Su primera novela de este tipo fue Gentle Warrior y fue publicada por Pocket Books en 1985.

Desde 1985 ha escrito más de veinte novelas, varias de las cuales se han convertido en auténticos best-sellers. Tiene más de treinta millones de libros impresos, los cuales han sido traducidos en multitud de idiomas.

Dotada de una singular sensibilidad para retratar personajes fuertes y llenos de pasión y humor, su obra se sitúa a la altura de los más importantes autores del género, describiendo con maestría inigualable las relaciones humanas, y por ello se ha ganado una posición muy importante entre las autoras más leídas y mejor valoradas de este género.

Ambienta sus historias tanto en la época medieval, el oeste americano, la Inglaterra de La Regencia, e incluso en la actualidad (en sus últimos libros se ha sumergido en el suspense romántico). Los temas más recurrentes en sus libros son: la familia, la lealtad y el honor, temas que gustan tanto a lectores de novela histórica como a lectores de novela actual.

Una de sus novelas más famosas "Tiempo de rosas" ha sido llevada a la pantalla con el título de "Rose Hill" en 1997.

Actualmente vive en Leawood (Kansas) junto a su marido e hijos y continúa con su fecunda labor creadora. Cuando su trabajo le permite tener algún tiempo libre, dedica sus esfuerzos a un tema que le preocupa mucho, la alfabetización en el mundo. Y sobre todo disfruta de su amor por la lectura con grupos de lectura de estudiantes.

Fuente: