lunes, 30 de agosto de 2010

Expiación - Ian McEwan.



Título original: Atonement.
Año: 2001.
Editorial: Anagrama (reeditado en Anagrama Quinteto).


Es una hermosa mañana de verano y la familia Tallis se prepara para recibir a Leon, el hijo mayor, quien vuelve de Londres.
Su hermana pequeña, Briony, prepara una obra junto a sus primos para, de algún modo, aleccionar a su hermano y que esté siente cabeza. Pero todas sus ideas y creencias infantiles están a punto de pasar al olvido.
Cecilia prepara un jarrón con flores junto a la fuente, cuando su amigo Robbie intenta ayudarla. Y para su consternación el jarrón se rompe. Pero Cecilia no piensa quedarse viendo la burla bailar en los ojos de Robbie, así que sin dudar se quita la ropa y entra en la fuente para recuperar los fragmentos.
Al salir ocurren tres cosas: Robbie es demasiado consiente de como la ropa interior mojada es casi transparente en su cuerpo, Cecilia es consiente de como la mira Robbie y de que ha cometido un error, y Briony, desde la ventana, cree entender lo que está pasando allá abajo.
Y en un momento las consecuencias de ese acto impulsivo comienzan  a cambiar sus vidas.


Éste es otro de esos libros que me recomendaron uno o más clientes desde el momento en que salió y que recién vuelvo a reencontrar. Todos los comentarios que he escuchado o leído antes, durante o después de que leyera "Expiación" hablan muy bien del autor y del libro en sí.


Se los comento, porque quizás fuera debido a ello que a mí no me conmovió tanto.
En primer lugar, se me antojó interminable. Para llegar a la historia en sí hubo que pasar por elaboradas descripciones, detalles hasta irrelevantes y lo que me pareció más un amontonamiento de palabras que algo capaz de despertar una emoción en el lector.
La historia está contada desde tres puntos de vista: Cecilia, Robbie, pero principalmente, Briony.
Así que todo lo que pasa lo vemos tres veces desde diferentes puntos de vista. Eso está muy bien, a mí me gustó, aunque no quiere decir que los pensamientos que desencadenaran en cada uno lo que está pasando no se me antojara aburrido.
Como quizás deduzcan de la reseña que he armado, Robbie y Cecilia se enamoran. Bueno, yo no sé si llamarlo amor, lo digo porque es como lo define el autor, aunque ni él haya querido escribir "esas dos palabras que ella le murmuró al oído". Yo le diría enamoramiento, le diría pasión. Pero bueno, si yo digo eso entonces todo lo que pasa después lo puedo definir como "rebeldía", "capricho", "orgullo" (herido), y seguro muchos en su lugar dirían "drama"...


No les voy a decir que no me gustó el libro, pero sí que sentí que le falta algo. Quizás emoción. 
Cuando el autor está a punto de lograrlo, sobretodo en la segunda parte del libro, que fue la que más me gustó, vuelve a cambiar todo de golpe (es la parte más breve) y otra vez la narración se vuelve fría... impersonal.


El libro tiene dos finales, porque dentro de la novela uno de los personajes está escribiendo otra novela. Y el segundo no me hizo nada feliz (bueno, tenía que decirlo).


Para los que vieron la película, el libro sí tiene algunas cosas que no se ven en ella. Detalles, pero son detalles que enriquecen de algún modo la trama. Es cierto que es más fácil entender la relación amorosa de los protagonistas en la película pero es la única ventaja que le encuentro.
O será que a mí me dio la impresión de que en ella todo pasa tan precipitadamente: hacia la media hora ya ha pasado más de la mitad del libro, así que uno empieza a inquietarse sobre qué harán más hincapié. 


Si tuviera que recomendarlo lo haría sólo para quien quiera conocer al autor. 



Sobre el autor:






Ian McEwan nació en Aldershot el 21 de junio de 1948.
Estudió en la Universidad de Sussex y en la Universidad de East Anglia, donde tuvo como profesor a Malcom Bradbury. La primera de sus obras que salió a la luz fue la colección de relatos Primer amor, últimos ritos (1975). En 1997 publicó Amor perdurable, considerada por muchos como una obra maestra acerca de una persona que sufre el síndrome de Clerambault. En 1998, y causando gran controversia, le fue concedido el Booker Prize por su novelaAmsterdam.

En marzo y abril de 2004, unos meses después de que el gobierno británico le invitara a una cena con la Primera Dama de los EE.UU. (Laura Bush), el Departamento de Seguridad Nacional de este país le impidió la entrada al mismo por no tener el visado apropiado para trabajar (McEwan estaba preparando una serie de conferencias remuneradas). Sólo varios días después y tras hacerse público en la prensa británica se le permitió la entrada, ya que, según un oficial de aduanas le dijo: “Seguimos sin quererle por aquí, pero todo esto está atrayendo mucha publicidad desfavorable".


Obras:


Novelas

  • El jardín de cemento (1978) 
  • El placer del viajero (1981) 
  • Niños en el tiempo (1987) 
  • El inocente (1989) 
  • Los perros negros (1992) 
  • Amor perdurable (1997) 
  • Ámsterdam (1998) (premio Booker) 
  • Expiación (2001) 
  • Sábado (2006) 
  • Chesil Beach (2008)


Colecciones de relatos

  • Primer amor, últimos ritos (1975) (premio Somerset Maugham)
  • Entre las sábanas (1978)


Ficción infantil

  • Rose Blanche (1985)
  • En las nubes (1994)


Descarga: Expiación.

1 leyeron conmigo:

Laura dijo...

oh, es mi asignatura pendiente. ya lo conseguiré :D